Domingo, 13 de mayo de 2007
Publicado por hecluva @ 0:47
Comentarios (0)  | Enviar
FELICIDAD O GOZO

Hoy en DIA podemos ver y escuchar predicadores que hablan de felicidad o de ser felices, en tanto que La Palabra de Dios en ningún momento nos habla de felicidad.
La felicidad es un “Estado” del animo que se satisface en la posesión de un bien.
En tanto que Gozo es una “Complacencia” del animo en la posesión o esperanza de bienes, es Alegría ( vivo gozo del animo que suele manifestarse con signos exteriores).
Para dejarlo bien en claro podemos definir que: “La Felicidad es externa, esta regida por las circunstancias. Tendremos felicidad sola cuando lo que nos suceda, nos la garantice. Por otra parte el gozo es personal. Se encuentra en la profundidad del alma, donde las circunstancias y las condiciones de los eventos no pueden perturbarlo”.
Si nosotros solo tenemos felicidad, entonces estamos siendo controlados por las circunstancias. Jesús dijo que era imposible que no vengan tropiezos (Lucas 17invasor; el apóstol Pedro nos dijo que no nos sorprendamos del fuego de prueba que nos vendría( 1º Pedro 4:12. O sea que, si Jesús nos dijo que tendríamos tropiezos, esos eventos no nos producirían felicidad.
He escuchado a muchos que han tomado la palabra Bienaventurado para denotar felicidad. Aun La Biblia en su Versión Popular nos habla de la felicidad (Ej. Salmo 1:1 Feliz el hombre...) cambiándola por la palabra bienaventurado.
La palabra bienaventurado es mas que felicidad o ser feliz, Bienaventurado significa que goza de Dios en el cielo, afortunado,...; Y afortunado es: que tiene buena suerte o fortuna ( suerte, azar, riquezas). Podremos definir entonces que la persona bienaventurada es aquella que todo le ira bien gozándose siempre en Dios. Ese gozo no es simplemente una emoción, sino una calidad de vida basada en la eterna y segura comunión con Dios.

GOZO:

En 1º Tes. 5:16 dice: “Estad siempre gozosos”. ¿Por qué se nos demanda gozo?
Para comprender esto tenemos que volver al comienzo de todo, cuando Adán y Eva se encontraban en Edén, había entre Dios y ellos una intima comunión, en el Edén había dos árboles misteriosos: el de la vida y el de la ciencia del bien y del mal. Cuando ellos pecaron perdieron el derecho al primero, es decir, al árbol de la vida; así como a todo el huerto ( Génesis 3:22).
Edén se traduce como: delicia, abundancia, pero mayormente como Gozo. Cuando el hombre hubo pecado perdió ese gozo. Pero Dios en su inmenso amor nos envió a Su Hijo, ungiéndolo con óleo de alegría-gozo ( Hebreos 1Beso para que hiciera expiación por nosotros, y de esta manera reconciliar con El todas las cosas.
¿Por qué lo ungió con gozo? Porque ninguna circunstancia o evento podrían perturbarlo, y porque estaba complacido por el fin al cual venia. En Hebreos 12:2 se nos aclara esta palabra al decir que Jesús por el gozo puesto en El menosprecio la Cruz.
Ese gozo significaba la intima y estrecha relación con el Padre por cuanto El no pecaba.
Por tal razón todo cristiano tiene que entender que Jesucristo es la Fuente de este gozo por encima de las circunstancias de la vida ( 1º Pedro 1:6-8). Jesús dijo a sus discípulos del cumplimiento de Su gozo en ellos ( Juan 16:22-24).
Por eso Dios nos demanda de gozo, porque a través de Jesús, quien es la esencia de nuestro gozo, podamos volver a nuestra condición inicial, es decir, a una intima relación con Él, Y poder comer del árbol de la vida eterna, que nos había sido negado como consecuencia del pecado. Amen.

Hector Vallejos

Tags: blogs, estudiosbiblicos

Comentarios